SOBRE NOSOTROS

Creemos que la Tierra Santa debería ser accesible a todas las personas del mundo. Por lo tanto, fundamos El Jardín de la Salvación en Jerusalén – Tierra Santa. El Jardín de la Salvación es la clave para lograr tu propio éxito en la vida material y espiritual.

NUESTRA HISTORIA

Nuestro fundador pensó en el Jardín de la Salvación a través de una historia personal: uno de sus mejores amigos le contó sobre su peregrinación a la Tierra Santa, y cómo deseaba que su madre muy religiosa, pudiera haberse unido a él. El problema era que la madre no estaba en su mejor momento para viajes largos y distantes. La solución del amigo fue simple: conversaciones online.
La conexión online les permitió a ella y a su hijo rezar juntos en lugares sagrados. Aprendieron sobre Jesús y siguieron sus pasos en Jerusalén, tomando la misma ruta que Jesús hizo en su camino final a la cruz.
Tanto el amigo como su madre estaban asombrados de los hermosos paisajes de la Tierra Santa, las iglesias únicas y la fascinante ciudad de Jerusalén. También se dieron cuenta de lo poco que sabían sobre los pasos de Jesús y su historia en Tierra Santa. Les fascinó ver cómo la historia se ha incorporado tan bien en la vida moderna. Si bien lo llamaron su propio "Peregrinaje online", nuestro fundador se dio cuenta de que había muchos más cristianos en todo el mundo que no podían visitar la Tierra Santa. Por lo tanto, si físicamente, financieramente o por cualquier otro motivo no puedes visitar Tierra Santa, estamos aquí para ayudarte.

Esperamos dar acceso y prácticamente abrir de manera virtual las puertas de Tierra Santa a todos los cristianos de todo el mundo.

Nuestra visión

En el sitio web podrás enviar oraciones personales desde Tierra Santa y disfrutar de la lectura de artículos sobre muchos temas cristianos. Esperamos que nuestros servicios cumplan con tus requisitos individuales. Al igual que tu, nunca olvidamos ayudar a los discapacitados y a los que tienen necesidades especiales.
Entonces, trabajamos juntos con organizaciones benéficas cristianas que nos dirigen a aquellos que necesitan donaciones, dando un apoyo adicional constante. Por ejemplo, apoyamos el "Saint Vincent Ain Karem - Hogar para niños con necesidades especiales".