Los Santos de Jerusalén

Los Santos de Jerusalén

Esta es una seria sobre los Santos y Mártires que vivieron cerca de Jesús.

Los primeros dos con los que vamos a empezar son San Crispolto y Santa Juana.

San Crispolto

San Crispolto fue el primer Obispo de Bettona en Italia, y él era nativo de Jerusalén. Según la legendaria historia, él fue uno de los discípulos escogidos para salvar al mundo (según Lucas 10). Por lo tanto, siendo uno de los discípulos de Jesús, él es conocido por los milagros que hizo. Por ejemplo, se dice que curó a un hombre poseído por un demonio. En una ocasión diferente, curó a Valerio, y después de eso, muchas personas se convirtieron al cristianismo. También es conocido por matar a un lobo que intimidaba a las personas, lo cual lo favoreció entre otros.

San Crispolto se negó a honrar y a adorar ídolos; por lo tanto, fue arrestado. Él persistentemente se negó a ofrecerle sacrificios a los dioses paganos y finalmente, fue ejecutado junto a su amigo. Su hermana y otras 12 mujeres también fueron arrestadas cuando intentaron darle a Crispolto un entierro cristiano apropiado. Desafortunadamente, fueron ejecutadas.

Se lo conmemora el 12 de mayo.

Santa Juana

Santa Juana era la esposa de Chuza, el mayordomo del Rey Herodes Antipas. Junto a María y otras mujeres, proveía para Jesús y sus discípulos. Juana y las otras mujeres usaban sus recursos personales y conexiones en distintas ciudades y aldeas en la Tierra Santa mientras Jesús y sus discípulos viajaban y predicaban.

Santa Juana también fue una de las mujeres que llegó a la tumba con especias para preparar su cuerpo para el entierro. Sin embargo, para cuando ella y las otras mujeres llegaron, encontraron que la piedra había sido movida y que el cuerpo no estaba.

Su día festivo se celebra el 24 de mayo.

By clicking Subscribe, you agree to our Terms & Conditions and Privacy Policy
Cerrar menú