El tiempo y la espiritualidad

El tiempo y la espiritualidad

Inviertes en tus posesiones materiales, tu apariencia, tu posición social y en los elementos del éxito, te mantienes en forma y comes bien – y aun así, te falta algo. ¿Estás invirtiendo en tu vida espiritual?

¿Qué nos está faltando?

Nuestras vidas son un regalo precioso y el desaprovechar nuestro potencial en la búsqueda de bienes materiales es perderse del propósito de la vida por completo.  Necesitamos preguntarnos, ¿qué hemos hecho exactamente en nuestras vidas? A medida que te estés acercando a tus días finales, ¿crees que mirarás hacia atrás y te aplaudirás por intercambiar meses de tu tiempo para comprarte ese reloj de diseñador? ¿O por perderte los logros importantes de tus hijos para poder trabajar horas extras y poder costear un auto ligeramente mejor?

¡Pero! El regalo más precioso de todos es poder mirar hacia atrás en nuestras vidas y agradecer por las experiencias que compartimos, las relaciones que construimos, el amor que tuvimos y la diferencia que pudimos marcar en el mundo.

¡La vida está ahí para ser vivida!

¡Entonces! Más allá del nivel de necesidad, ¡la vida está ahí para ser vivida! Esto significa invertir en salud, bienestar, y espiritualidad. Significa:

  • Salir a caminar afuera en la naturaleza y regocijarte por todo lo que te rodea.
  • Priorizar a las personas que amas.
  • Considerar nuestro rol en el mundo y el bien que podemos hacer a nuestro alrededor.


¿Y qué hay sobre nuestros seres queridos? Piensa en los niños y en las cosas que ellos desean más allá de todo – el amor y la aprobación de sus padres. El regalo más grande que puedes darles es tu tiempo. Y con los adultos, puedes demostrar tu amor de maneras mucho más hermosas que comprar dijes caros – compra una oración para el éxito, felicidad y aún el perdón.

Repensar cómo vives

Al ponerle énfasis a la dimensión espiritual de nuestras vidas, nos abrimos a experimentar el verdadero significado y la alegría de una vida bien vivida – en lugar de una vida desaprovechada en la interminable búsqueda de las posesiones materiales.

Sobre todo, nunca es demasiado tarde. Abraza el día de hoy como una oportunidad. Sal del trabajo a tiempo. Guarda ese catálogo de compras y simplemente pasa tiempo con tus seres queridos, escuchando sus historias y construyendo verdaderos recuerdos juntos. De repente, el tiempo tomará una nueva dimensión y la urgencia por una vida bien vivida se te revelará.

By clicking Subscribe, you agree to our Terms & Conditions and Privacy Policy
Cerrar menú
×
×

Carrito